Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 marzo 2015

Dime


Dime, ha empezado a llover donde tu estas, ha empezado la lluvia a golpear tu ventana?

Te preparaste esa taza de café que tanto te gusta para estas noches de lluvia?

Tres horas después…

Dime, ya te acostaste? Dejaste el libro que estas leyendo sobre la ropa doblada que usarás mañana?
Acabaste de leer el libro que te regale en tu cumpleaños y que postestargabas con la excusa de los exámenes del semestre?

Se qué debería haber empezado con “Hola” antes que con tantas tantas preguntas de las cuales ya se la respuesta.

Como te sientes?

Por favor. Dime que bien, dime que después de todo la vida es mejor sin mi. Porque no pienso volver. No quiero volver aunque me muera por hacerlo. Dime que ya no estropeas tu zapato izquierdo por no pisar bien, me gustaban mucho tus zapatos.

Aquí las cosas no andan muy bien, bueno al menos hoy. Le he dedicado mucho tiempo a sentirme triste, he dejado una película de comedia a medias, una botella de coca cola vacía y una almohada húmeda.

Quería contarte que me he contado el cabello y que te extraño, pero no pienso llamarte. Después de todo es lo que querías o mejor dicho lo que no querías, a mi.
Es gracioso que en el transcurso del día pienso mil cosas para escribirte y cuando tengo el tiempo no se me ocurre nada, tal vez porque todas son diferentes formas de decirte que me haces falta y se que odias la anáfora tanto como la reiteración.

Recuerdas mi voz, recuerdas como sonaba tu nombre cuando te reprendia? . Yo ya no recuerdo mucho la tuya y es triste, porque era lo que más me gustaba de ti. Era tu mirada, tus palabras, eran toda esa armonía para mi.
Que piensas de todo esto? Fue evitable, podíamos hacer algo para evitar que no suceda, hablo de esta distancia, de que te diga tantas cosas y tu no las escuches. Era postergable o evitable.

Iré a dormir, no es sano quedarse con tantas preguntas sin respuesta. Espero que hayas apagado la vela que tienes para leer porque en un descuido hiciste caer tu lámpara,debi no haber invitado a salir esa última vez y comprarte una, despues de todo así te acompañaría algo mio antes de dormir y a mi me dejaría de invadir la incertidumbre de saber si ya me has superado.

Read Full Post »

Valiste!!!


Sí!!! Valiste. Valiste todo lo que hice y lo que estaba aún estaba dispuesto hacer. Valiste todos los momentos buenos y sobre todos los malos, porque nadie sufre por quien no ama, a menos que se haya encaprichado, a menos que haya perdido el amor propio y lo ande buscando en la persona equivocada, pero este no es el caso. Te diré porque.

Hay veces que conoces alguien que revuelve todo dentro de tu cuerpo, mente y termina de esa forma accediendo a tu espíritu. No sucede de otra forma. Ya quisiera haber conocido a alguien de una forma mágica y así haberme ahorrado todos esos insomnios sin saber arriesgarme o no. Tal vez a muchos les haya pasado, pero eso lo es consecuencia de su auto convencimiento o de la coincidencia de haber encontrado a esa persona y que le hubiera gustado a primera vista.

Tu sabes que nuestro camino fue muy distinto, extraño. No nos conocimos físicamente, hasta que después de tres años tu decidiste dar el primer paso. En ese tiempo de no vernos, de no escucharnos, de solo intercambiar mensajes y mails, pudimos crear un vinculo muy difícil de explicar.
Y nos conocimos, salimos, hicimos las cosas que nos gustaba hacer JUNTOS. Perdón que escriba esa palabra en mayúsculas, pero de todo lo que tuvimos, eso para mi fue lo mas grandioso de todo. Tu sabes que somos físicamente muy distintos, obviamente quitando el hecho de la diferencia de género, pero me refiero a que yo no me parezco a tus amigos, nuestros mundos ni siquiera son diferentes sino con gravedades que se repelen. Pero salimos juntos, llegamos a descubrir las cosas que teníamos en común y las compartimos, pero mientras esas cosas eran casi todo mi mundo para ti solo eran una parte de tu vida. Sabía que llegaría el día en que saldrías a buscar a la persona que tuviera mas común contigo que yo y sobre todo que te pudiera ofrecer aquel amor que en este tiempo aunque no lo aceptabas seguías buscando. Y yo me quedé aquí, tendido en la acera en donde me dejaste, porque yo encontré todo en ti, aunque no regresaste.

Pero el hecho que haya encontrado todo en ti no significa que iba a renunciar a la oportunidad de vivir, de experimentar, de conocer mas gente. Tal vez antes era ese tipo de persona que se enfrascaba en su propia tristeza, pero tu me enseñaste que soy muy interesante, tal vez no emocionante, pero si interesante, me enseñaste a no quedarme estático a no esperar por quien se fue sin despedirse, a no depender de nadie.

Es por eso que lo estoy intentando, es por eso que he luchado por no caer en la tentación de revivir la rutina de nuestro pasado solo para recordar la falta que me haces. Es por eso que estoy escribiéndote solo para decirte que puedo solo, que aunque te fuiste sin decir nada, que aunque nos merecíamos mas tiempo, mas oportunidades para hacer muchas cosas mas, el tiempo no fue suficiente, nunca es suficiente cuando uno es feliz. Aunque hay días que quiero verte, días en que daría todo lo que he logrado a cambio de un abrazo tuyo, este no es uno de esos y me alivia que cada vez piense menos en eso.

He sacrificado muchas por ti aunque no me las pidieras y en realidad nunca me pediste nada, pero yo quise hacerlo, demostrar que no soy egoísta, que podía dar todo sin esperar nada y eso me hizo una gran persona.
Entonces después de todo, queda la experiencia, quedan esos rincones dentro de esta ciudad que siempre me recuerdan a ti, quedan esas canciones que me recuerdan a tu voz, me queda el aroma de tu perfume con ese nombre que no puedo recordar. Queda tu sonrisa en mis oídos y el brillo de tus ojos en mi corazón; si quedan solo recuerdos, pero es peor que no quede nada. No te voy a mentir hubo momentos en que me hiciste llorar de rabia, de frustración de revancha, pero solo era esa parte mía que no quería renunciar a ti. Pero después de todo cuando una de las dos personas se va, ya no existe el juntos y eso es difícil de asimilar.

Read Full Post »

Despedida:


Este es otra despedida !!Sí otra!! A lo largo de estos años hemos tenido muchas, a veces fuiste tu, otras yo. Hubo ocasiones en que nos dijimos adios, otras que tomamos caminos distintos y nos distanciamos sin decir nada, como un pacto de silencio en el cual acordamos vernos de nuevo cuando nos hiciéramos falta. Es extraño, mejor dicho inexplicable, un 14 de julio te mande aquel mensaje preguntándote cómo estabas y justo después de un año exacto recibí ese mensaje tuyo que lo cambió todo. Entonces solo puedo decir que fue un año extraordinario el que compartí a tu lado, un año en el cual vivimos muchas cosas, como las veces que salíamos al cine, como cuando probamos lo que se nos antojaba sin importar las calorías o las veces que iba a verte a la salida de la universidad los lunes para ir a ver Game Of Thrones juntos, o cuando te esperaba después de tu clases de baile y nunca podía faltar tu Coca Cola en lata.

Pero entre tantos momentos maravillosos hubo dos que nunca olvidaré y fue cuando apoyaste tu cabeza en mi hombre, al primera vez fue cuando estábamos en el cine y la otra cuando estabamos viendo nuestra serie en el carro, tal vez para el resto fue algo insignificante pero para mi fue nuestro punto físico de cercanía que más no unió. Recuerdas esas vez que casi a la medianoche nos recostamos en nuestros asientos y escuchamos la canción de Adele Love Song en concierto que dió en el Royal Albert Hall, para mi ese momento fue perfecto.

Confiaste en mi y aunque cometimos errores, no nos separamos. Estuve a tu lado cuando me necesitaste, cuando te dieron todos la espalda y aunque sé que no piensas en eso con frecuencia se que no lo olvidarás.
No se como va tu vida, pero creo que bien, se que has encontrado alguien especial y me alegra que te hayas dado la oportunidad de enamorarte, se que te va bien porque no me has escrito y me alegra que no lo hagas porque se que las cosas marchan bien aunque el sentimiento de ausencia me pesa cada vez que veo el asiento vacio cuando estoy comiendo pizza o las veces que compro solo un boleto para el cine o cuando en la noche estoy manejando y empieza a sonar la canción de Clown de Emeli Sandé y nadie esta para cantarla. Te extraño y mucho, jamás te he mentido y esta no será la vez que hago, pero hay que continuar, tu lo has hecho, ahora es mi turno, solo espero que esa persona que has elegido se preocupa tanto como lo hice yo por ti, que lo mas importante sea verte feliz, que sepa mirar ese milagro que sucede cada vez que sonries y brillan tus ojos. Dale un beso a Sofia de mi parte, extraño tanto tenerla en mi brazos, me duele no verle sonreir o sentir su respiración cada vez que se duerme.

Gracias por los momentos que compartimos juntos, por la canciones que me hicste descubrir. Gracias por abrazos por la espalda que me hacian entender que te sentias bien a mi lado.
No tengo mas que decirte, mejor dicho, ya no tengo la oportunidad de que me brindes tu tiempo, porque incluso no se si alguna vez leerás esta carta.

Gracias Priscila.

Read Full Post »