Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 junio 2013

29/06


Hoy no se porque he pensado en ti todo en el día, no se porque motivo exacto no he podido conciliar el sueño, aunque se que es tu culpa. No lo tomes como un reproche, al contrario, me encanta pensar en ti, acostarme pensando en ti. Se que a veces mi actitud distante y esquiva al despedirte puede decir lo contrario, pero quiero decirte que me haces mucha falta. Tus locuras me mantienen cuerdo y cuando paso mucho tiempo sin saber de ti, sin que me escribas tengo esa horrible sensación de que te estoy perdiendo. Eres la única mujer que aun esta ahí, pues eres la única que me comprende y soporta.
Ahora seguramente tengas que lidiar con mi lado cursi, pero no hay otro camino si quiero expresarte como me siento. Hace un año, cuando te conocí, pensé que eras una mujer inteligente, hermosa e romantica, no me lo vas a negar, hoy compruebo que te subestime, que eres mas que eso, que eres una letal combinación de convicción, de fortaleza, de búsqueda de felicidad y aprendí mucho contigo. Supongo que es lo que mas admiro de ti, aquella voluntad y capacidad que tienes para cumplir con lo que te propones.

Siempre tuviste paciencia para mi cuando no la merecía pero cuando mas la necesitaba. Tus locuras me mantienen cuerdo y me enseñaste con ellos ha preocuparme por alguien que amaba, me comporte de forma distante por mantenerte a salvo de mi lado egoísta, pero supiste perdonarme. Incluso intente alejarme de ti, por solo quedó en eso, en un intento.
Pues para mi eres mas que un nombre, tal vez no un alma gemela, pero un alma que me complementa, porque que a pesar que nos parecemos somos tan distintos, tal vez porque esperamos del otro diferentes cosas.

Ahora que te escribo, no se donde estas, si pensaste hoy en mi o si me extrañas, no importa. Lo que importa es que por fin encontré la oportunidad y las palabras para decirte cuanto te quiero. Que quiero revivir tus locuras que me complementan, que deseo verte sonreír, que quiero sentir lo que es abrazarte y sentir que todo va a estar mejor. Quiero sobre todo que no olvides que aunque mi actitud diga lo contrario y aunque no lo quieras aceptar que eres lo mas valioso de mi vida.

Read Full Post »

Alguna vez…


Estuve alguna vez enamorado de una mujer que me uso con un par de zapatos. Si, como aquellos zapatos que se exhiben en las vitrinas, un par de zapatos que ellas tanto coleccionan. Debo reconocer que tuve un poco de suerte porque a mi me utilizo algunas veces, ya que cuando me abandono en su armario conocí a otros pares a quienes solo los había usado una vez. Al principio siempre pensé que seria el par ideal para ella, era perfecto para sus pies, era cómodo, conmigo podía correr y saltar muy alto, pero prefirió unos zapatos que la hacían ver hermosa y alta a pesar que ellos la limitaban, caminaba con dificultad, a mi simplemente me desecho porque no combinaba con la mayoría de sus vestidos, a mi desecho porque no la hacia ver tan alta, aunque para mi su altura era perfecta.

Era su par de zapatos favoritos para el fin de semana, era quien la acompañaba a leer o le hacia compañía la tarde de los domingos cuando veía sus películas favoritas, era el par que usaba cuando no se maquillaba, cuando se agarraba el cabello en un moño, era el para que utilizaba cuando era ella misma, cuando no se arreglaba y para mi seguía siendo tan hermosa. Era ese par de zapatos con quien estuvo a punto de huir cuando ella se canso de su mundo, aunque luego de unos kilómetros se arrepintió. Regresamos juntos en la noche y podía escuchar sus pensamientos. Fui su par de zapatos favorito, pero no por mucho tiempo. Fui remplazado por unos zapatos exclusivos, esos que te venden en esas revistas de moda, ese par de zapatos caros que ella ahora puede presumir con sus amigas. Ahora ella ya no lee, ni ve sus películas favoritas, ahora solo se pasa en la disco presumiendo su par de zapatos favoritos.

Cuantos de nosotros somos remplazados, no porque seamos malos para ellas, sino porque no vamos a la moda, pues resulta que en este mundo los zapatos menos bonitos son los mas ortopédicos, pero al final la mayoría de mujeres, como la que yo ame, prefiere ir a la moda que sentirse bien consigo mismo.

Read Full Post »

Rutina


Hoy el día ha transcurrido lentamente, seguramente consecuencia de mi deseo de que llegue la noche. Hoy el “piloto automático” ha funcionado pésimo, mis pensamientos se han apoderado tanto de mi, que he tenido tres tropiezos y choque accidental con una persona que por suerte solo se limitó a sonreír por mi torpeza, es extraño, nunca me había pasado, estaba acostumbrado tanto a alejarme de la realidad en la rutina de mi vida sin poner en riesgo mi seguridad, que esto me ha tomado por sorpresa.

En mi trabajo me dedique a la tarea más rutinaria en el lugar más alejado de todo y de todos, necesitaba de ese espacio que me permitiera estar contigo y mis pensamientos, es bueno tomarse un tiempo a solas para poder escucharse a si mismo.
El día ha terminado y para mi es un alivio.

Ya cuando llegué a mi casa, tome un baño de agua tibia y me fui a leer, no considero justo que tu seas propietaria de todas mis horas de pensamientos aunque me encanta que así sea. Sigo sin apetito.
Si no se de ti, duermo pronto y espero que el siguiente día transcurra rápido para volver a lo mismo, pero sin saber hacia donde quiero ir. Solo quiero que el tiempo pase sin ser una amenaza para mis sentidos.
Sabes, no iba a contestarte, estaba seguro que aquella iba a ser nuestra última conversación, lo lleve pensando todo una semana y los sucesos solo ayudaron a que apresurara la decisión y que eligiera este jueves como el día en que te diría “ya no mas”.

Pero me escribiste, tienes ese extraño talento de ser tan oportuna, fue cuestión de segundos en donde se fueron al carajo horas de supuesta fuerza de voluntad para ignorarte. No quería “perderte”, no quería que terminara así, estabas ahí, esperando mi respuesta y yo simplemente no me siento en capacidad de negarte nada. Como te dije, soy consciente del riesgo, dije que asumiría las consecuencias y esta es mi oportunidad para demostrar que no eran solo palabras, me lanzo al vacío por ti, sin saber que existe del otro lado, solo espero que mientras más demore, la caída, no duela tanto, aunque la lógica y la física digan que si.

Read Full Post »


De: xxxxx xxxxxxx

Para: andresuguna@gmail.com

Asunto: No siempre, pero ahora

Hola cariño, te escribo esto con el objetivo de abrirme a ti y quizá aliviar un poco aquellas dudas de cosas que desconoces, pero que estoy dispuesta a darte; no solo lo que me pidas, sino lo que sé que necesitas saber.

Te describiré brevemente mi escenario, me encuentro en la casa de mi tío al que pocas veces visito por varias razones, una de ellas, porque vive literalmente en la loma y casi que campo, no me malinterpretes, tiene su encanto.
A pesar del insoportable lodo y césped mojado en el cual parece que arruino mi “caro” calzado jaja al final… Al cerrar los ojos, el silencio, la ausencia del ruido de la ciudad, el sonido de la naturaleza, el viento sacudiendo violentamente los arboles… es aturdidor, pero al abrir los ojos  me llama la atención el cielo iluminado por muchísimas estrellas, sin nada mas que las opaque, entonces pienso en ti.

Como en el infinito espacio, como en el inalcanzable cielo lleno de estrellas, en este mundo igualmente complejo, de entre todas las personas… Te encontré.

Soy afortunada, porque lo hice pronto, aunque si no estuvieran  ahora en mi vida, créeme, que te iría a buscar hasta el fin del mundo.
Sabes… Entiendo la angustia que debes sentir al escucharme decir que debes guardar distancia y no encariñarte conmigo, se que no es voluntario, pero quizá el advertirte me hace sentir menos culpable.
Soy una persona o mas bien me he vuelto una persona independiente de todo, porque no deseo tampoco que nadie dependa de mi.
No siempre he sido así, hubo un tiempo en el que era totalmente dependiente de otra persona, me permití a mi misma sentirme completa con su presencia, me acostumbre a ello, y cuando terminó… Fue como quitar heroína derrepente a un  drogadicto. Primero entré en un estado de neutralidad completa y en todos los sentidos, no reía, no lloraba, todo me daba absolutamente igual y carecía de importancia, no sentía dolor ni ganas de llorar, ni siquiera estaba deprimida simplemente estaba en shock. Entonces hubo una persona que me salvo de ello, tiro de mi hiriéndose a si mismo con el único propósito de devolverme a un mundo real en el que volvía a ser yo misma, poco a poco lo hice, pero cada que salia de este estado de neutralidad me adentraba a la tardía reacción que debí tener en un principio, depresión, desesperación, dolor. Tuve que pasar por eso para curarme, aunque hasta hace poco… No lo pude hacer del todo porque permanecía una duda en mi corazón que seguía marcándome y haciéndome pensar, me afectaba causándome un insomnio detestable, deliraba en conversaciones que nunca tendría con él, en mi errónea reacción, en como debí reaccionar, en millones de posibilidades y explicaciones para el futuro imposible al cual me aferre.

Cuando te digo “pídeme lo que quieras” ambos sabemos que aunque lo diga tu no te atreves a pedirme muchas cosas que quisieras, lo que no sabes es que secretamente una parte de mi desearía que lo hicieras y así pueda cumplirlo, por pleno placer. Pero es eso, no puedo; las promesas… Ya no significan mucho para mi, porque cuando prometí y me prometieron amor eterno me aferre a ello ciegamente, por impulso, porque soy así y me adentro en la boca del lobo si eso requiere que alcance el objetivo que busco, pero creo que he caído, y me he roto ya demasiadas veces para saber que no funciona y de que alejarme.

No te quiero prometer estar siempre junto a ti porque siento que es una frase que derrumba la fantasía que uno vive al resultar falsa. Y para mi lo nuestro no es nada parecido a lo que he tenido con nadie nunca, es por eso que deseo hacer las cosas bien no repitiendo mis acciones que causaron mis fracasos.
Porque así como me hirieron… Yo herí, me deje llevar por el romance que me adentra en algo que no puedo controlar y es aquel campo de batalla en la que alguien lucha por mi y le incentivo a hacerlo, para que gane sin importar lo que pueda perder en la batalla, así, sin darme cuenta… Termino quizá haciendo promesas que se malinterpretan con poseerme siempre, pero como tu lo has dicho… Nadie posee a nadie, nadie puede poseerme, no lo permitirá, porque la única vez que lo hice… Involuntariamente porsupuesto, termine en aquel estado zombie que afecto mi vida, quizá sea dramática… Pero siempre he sido así y me parece que siempre me afectaría con la misma intensidad si volvería a pasar.

Es por eso que me acerco, me gusta que sigan mi juego, me gusta conquistar y complacer a los demás, eso me complace, pero solo estoy pensando en mi al hacer eso. cuando siento mas cercanía y compromiso del que deseo huyo, y me siento terriblemente culpable por hacerlo.
Después opte por no comprometerme mas, no hacer promesas, no en un largo tiempo hasta que me encuentre aquello que aun no entiendo que es.

Te voy a confesar que no estoy enamorada de mi novio, el me hace feliz, le quiero, y por esa razón me parece que se merece ser feliz de igual manera, y si yo tengo la oportunidad de darle eso lo hago. Pero yo se que no es la relación apasionada y trágica que me vuelve vulnerable, que me enamora locamente.

Yo te he dado cosas que jamas se las daría a el, sencillamente porque eres tu, porque no puedo evitar sentirme emocionada en intrigada cada momento junto a ti, aunque no lo creas… Me conoces mucho mas que la mayoría de mis amigos que han estado conmigo cinco años, eres tu, pero sigo siendo yo y me abstengo a permitirme caer en el juego de las promesas eternas y la dependencia a alguien.
A pesar de eso, sabes que significas para mi, sabes que eres la excepción de mis creencias ya que me he vuelto dependiente a sentir lo que provocas en mi.
Sabes que nos necesitamos por mas que eso me provoque nervios y temor, ahora sabes también el porque de eso.

Ahora te quiero decir que he querido contarle de ti a alguien que me entienda, pero cariño… Tu eres el único que me entiende.

Te quiero, te quiero te quiero te quiero, quiero besarte y aferrarte a mi, sentir el corazón estallar, sentir de nuevo aquel escalofrió en mi cuerpo al sentir el contacto con tu piel, me causas tal ternura que te mimaría hasta no poder, quiero que  descubras mi anhelo por darte el placer que se que deseas, deseo que me cuentes miles de historias al oído, que me susurres cada fragmento de lo que piensas y sientes, deseo conmoverme con tus dulces palabras, deseo que me controles y me domines, sentirme mas vulnerable que nunca ante ti porque la confianza remplazaría aquel temor con plena dicha, quiero ser la que te jure amor eterno.
“quiero ser el verbo puedo, quiero andarme sin rodeos y confesarte que una tarde comencé a morir por ti”.

No deseo que cambie nada, pero me alegro que sepas un poco mas de lo que pienso y siento a veces.

Quizá piensas que soy muy rara y melodramática, o quizá ridícula jaja sabes… Por eso es que casi nunca escribo mails, porque aparte de que no poseo el don que tu de expresarte… Me alargo terriblemente cuando lo hago!

P.d. Piensa en el ahora, ahora por mas que quisiera -que no quiero- no podría alejarme de ti, apenas puedo contener mis locos impulsos de violarte.

Chasing cars- Boyce avenue
Es tu cancion, nuestra cancion, escuchala.
:*

Read Full Post »


De: andresuguna@gmail.com

Para: xxxxx xxxxxx

Asunto: Pídeme lo que quieras

Cuencas, 01 de Junio

2:22

En el transcurso de mi vida he conocido a muchas personas, personas de quienes he aprendido, sean estas buenas o malas, personas que se han alejado o que yo mismo lo he hecho. Tal vez si en algún momento conocieras a alguna de ellas y te hablaran de mi, te dirán que soy un hombre taciturno, de mirada distraída y sonrisa fácil. Y es que pocos me conocen a pesar de que me hayan visto o hablado conmigo miles de veces . Es mas, creo que eres la única que me conoce en un nivel tan intimo como tu lo haz llegado hacer.

Claro, hay muchas cosas que no sabes de mi, nada de que preocuparse o asustarse, solo facetas que aun no han salido como temas de conversación. Es por eso que me siento tan bien contigo, es porque puedo ser yo. Es por eso que aunque a diario me quiera distanciar de todo el mundo al final lo que mas anhelo es acercarme a ti lo máximo que tu me permitas.

La lluvia ha disminuido, así como esa sensación de miedo en mi por la pesadilla que acabado de tener, será por eso que me despierto a estas horas y no me había dado cuenta. Pero hago lo mismo de siempre, me pongo a escribir, es mi terapia, pues en el exterior luzca igual a los demás, pero por dentro funciono de forma distinta.

Ese es el motivo, que, aunque me digas “pídeme lo que quieras” no podría pedírtelo, por la sencilla razón que te pediría que te quedes a mi lado siempre. Entiendo que me repitas que no me encariñe contigo, solo que tal vez lo estas expresando mal, por que encariñarse, enamorarse, incluso odiar son emociones que no podemos controlar, ya que existen dentro de nosotros, aunque si hay quienes podemos reprimirlas, hacer creer a los demás que no están, aunque nos estén ardiendo en la venas.
Lo que pienso que deseas decirme es que no de por hecho que siempre estarás ahí, y es comprensible, las personas vienen y van de nuestras vidas, incluso aquellas que tocan esos rincones de nuestra alma parecen irse mas rápido o será que con ellas el tiempo parece desvanecerse, esfumarse, como me pasa contigo, que el día de mañana siento que ya no estarás.

Pienso que lo que he escrito no tiene mucho sentido o lógica, seguramente se deba a la falta de sueño, tal vez cuando lea luego este Mail en mi bandeja de enviados, me diga a mi mismo: no debí haber escrito eso ó debí haberle contado sobre esto.

Pero no me quiero despedir sin decirte esto, perdona si soy distante cuando te despides, pero odio las despedidas, incluso aunque sepa que duran horas, probablemente sea porque me recuerdan que nuestras vidas van en diferentes rumbos y que lo único que los une por esos fugaces y eternos momentos es esa extraña razón que yo te parezca interesante y digno de atención. Odio nuestras despedidas porque a pesar que son promesas de vernos al siguiente día, hay promesas que son vulnerables a romperse.

P.D Te quiero como muy pocas veces he querido alguien, y eso dice lo que muchas veces me enredo al tratar de confesar, como hoy.

Read Full Post »

Opuestos parecidos


Si supieras cuantas veces he re escrito lo que planeaba decirte, si lo hubiera estado haciendo en una hoja de papel, mi cuarto, seguramente, en este momento estaría lleno de hojas arrugadas y yo me sentiría terriblemente culpable de la de forestación, cuando lo que realmente quiero decir es que extraño.
Decirte que te extraño no es lo complicado, justificar porque lo hago cuando solo son horas en que no se de ti, eso es complicado, pero lo que es mas complicado es el motivo por el cual te extraño y los sentimientos que están involucrados.

Pero en este tiempo entendí, que para que uno sepa el ver el verdadero lugar que ocupaba alguien en su vida, a veces es dejar que el tiempo pase e ir lo descubriendo, el problema, el maldito problema es cuando persona a esa persona no le gusta la espera como yo.

Soy plenamente consciente de que soy una montaña rusa de emociones, que baso mis decisiones en mi corazón, no en la razón y vaya que el corazón se equivoca. Pero no me he equivocado contigo, cada día que pasa, que charlamos, que tenemos nuestras confesiones, esas conversaciones extrañas (que seguramente serian codiciadas por estudiantes psicología) me hacen sentir libre, acompañado. Me hacen sentir ese placer culpable de ser tu cómplice de esas aventuras que quisieras tener.

Jugar? claro que que jugamos, jugamos a ser nosotros mismos, ya que nosotros conocemos las reglas y los limites, aunque hasta ahora no conozco de esa palabra.

Habrá días en que estarás de pésimo humor, tu mismo me haz confesado de tu carácter volátil y entenderé que ese día no quieras saber del mundo, pero quiero o mejor dicho te pido, que me escribas, que me cuentes de ti, pueden ser dos o tres líneas o un “solo estoy bien”, pero para mi son suficientes para saber que estas ahí, presente en mi corazón aunque ausente en mi vida, pero un murmullo es mejor que el silencio.

Solo quiero decirte que amo a la “fenómeno” que conocí, aquella mujer que se reserva su dolor para nos lastimar a los demás, a la mujer que pueda ver mas allá que ven los demás, que adoro con todo mujer aquella mujer que conocí y me hechizó siendo como es y no como quieren que sean los demás, aquella mujer que a pesar de las heridas no es capaz de herir, porque para ti seguir adelante sin recordar el pasado es lo fundamental.

P.D: Si sigues insistiendo en secuestrarme, haré que hagan que comportamos la misma celda

Read Full Post »