Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 febrero 2013


Nuestra Historia

Read Full Post »

Dos extraños


Dos extraños que se conocen demasiado, dos extraños que antes no lo fueron. Dos extraños que pensaron haberse encontrado uno al otro, que se engañaron a sí mismos que siempre estarían juntos.

Me equivoque, no en esencia, pero sí en forma. Me enamoré e ingenuamente pensé que aquello era suficiente. Tú te enamoraste, pero de otro, fue cuando las fuerzas de nuestras gravedades empezaron a repelerse, fue cuando la distancia parecía ser la solución más razonable, cuando romper promesas no era tan malo.
Pasó el tiempo, aquel tiempo que da las respuestas y el olvido, pero no puedes borrar lo que es importante, por mas que te alejes de los que pretendes olvidar. Entonces quieres regresar pero desconoces el camino, te dijeron “no debes mirar atrás” y por no voltear perdiste el rumbo de regreso.

Y ahí estas tu, satisfecha con la solución que elegimos, para ti no fueron más que promesas, a ti el tiempo te enseño a olvidar lo que no era para ti importante. Te enseñó que cuando no extrañas a alguien la indiferencia es la respuesta más razonable.

Read Full Post »

24


Abrió las ventanas del cuarto en un intento desesperado para no sentirse atrapada, hubiese tomado cualquier camino que la llevara lejos, pero no importaba los kilómetros que recorriera o al lugar donde fuese, ya que a donde quería ir se había transformado solo en un recuerdo, los escombros de una etapa de su vida en la que fue muy feliz.  Trataba de escapar, pero al final no quería irse, quería volver, pero no puedes dar pasos hacia el pasado, solo puedes atraerlo hacia ti en un endeble recuerdo.

Se recostó sobre su cama, fijó su mirada hacia arriba y cerró los ojos, sintió como todo el peso de su tristeza se concentraba en los párpados, deseo escuchar de nuevo la voz de aquel hombre que tanto le hacía falta, pero aquel sonido que tanto anhelaba ya no era claro, solo se asemeja más a un patético intento de su memoria por aferrarse a esa sensación que le recorría el cuerpo cada vez que sentía que escuchaba las dulces palabras que él decía al oído, esas palabras que se transformaban en un eco que iba desapareciendo.

La cama cómplice muda de sus placeres, se había vuelto también en su contra transformándose en un vacío que ella tenía que ocupar todas las noches, un vacío que la consumía desde que supo que nunca se había sentido tan sola. Ahora le sobraba tiempo y espacio, algo que ella pidió pero que en esos momentos sentía que la ahogaban. Su arrepentimiento era lo único que tenía, pero que consuelo tiene el arrepentimiento si viene acompañado de la culpa, de que sirve la culpa sino puedes hallar el perdón en ti mismo sino en una persona que esta muy lejos.

Read Full Post »

Para ti


20130222-003204.jpg
Aquí estamos los dos, quienes soñamos y dibujamos nuestras propias historias, que solíamos dejarlas escondidas bajo el destino; lo nuestro solo es la excusa que nos hemos inventado para acabarlas de dibujar y de escribir. Para dejar de esconder al mundo las historias que imaginamos, que creamos para los dos

Read Full Post »

23


Ella siempre sentir que flotaba sobre hielo, tal vez ese día podría cumplir aquel sueño, era la noche mas helada en la historia, sus lágrimas no habían dejado de caer desde que salió de su casa como un inagotable río de tristeza, quien sabe, si hubiera traido consigo aquellos patines de hielo que le regaló su papá y sus lagrimas de hubieran congelado lo suficiente, solo hubiera bastado seguir el camino de lágrimas congeladas para volver de nuevo a casa, a ese lugar que sentía que no debía abandonar, pero no había camino de regreso, las lágrimas no se congelan, pero el corazón con el tiempo si

Read Full Post »

21


Me pregunto, alguna vez, de todas las veces, de todos los párrafos que te he escrito ¿ Leíste alguno? ¿Suspiraste al saber que era para ti? ¿Pensaste en mi, al recordar esas palabras antes de acostarte?

Read Full Post »

17


Tenía su corazón, había recogido cada pieza, lo había armado, necesitaba un buen sastre, uno que pudiera resarcir las partes, cuando llegó donde el mejor del pueblo, el solo se limitó a decirle: “No hay aguja o hilo que una las piezas de un corazón, solo hay algo que las une, se llama tiempo y no lo puedes encontrar, solo tienes que esperar a que llegue. Pero recuerda que el tiempo cura las heridas, pero no borra las cicatrices”.

Entonces quiero un corazón nuevo, uno que no se rompa. Quiero cambiar este que es tan frágil como un cristal y que termina siempre en las manos equivocadas.

Read Full Post »

Older Posts »