Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 1 junio 2012


Fuente:  http://www.asshai.com/

Los casi trescientos años de dominio de los Targaryen sobre los Siete Reinos se van a ver truncados al final del reinado de Aerys II (262-283), cuando se produce una rebelión que finaliza con la subida al Trono de Hierro de Robert Baratheon.

Vamos a intentar ordenar lo que sucedió a partir de los datos que tenemos, fragmentarios y a menudo procedentes de los campos enfrentados, por lo cual la cronología de los hechos no siempre está clara y algunos están sujetos a interpretación.

Quizás lo más sencillo sea empezar en el gran torneo organizado por Lord Whent que se celebra en Harrenhal en el año de la falsa primavera (281), ya que en él se van a cruzar varios personajes importantes en la historia posterior. En Harrenhal está presente Aerys II, que lleva unos 20 años reinando. Durante los últimos 20 años su Mano ha sido Tywin Lannister, Señor de Roca Casterly, que acaba de dimitir con una excusa, aunque la razón real es que Aerys ha elegido a su primogénito Jaime como caballero de la Guardia Real. De hecho, Jaime es nombrado Guardia Real en el torneo e inmediatamente enviado de vuelta a Desembarco del Rey a proteger a la esposa de Aerys, Rhaella, y a su hijo menor Viserys.

También están presentes en el torneo los hermanos Stark: Brandon, Eddard, Lyanna y Benjen, no sabemos si con su padre Rickard Stark, Señor de Invernalia. Brandon está prometido a Catelyn Tully, hija de Hoster Tully, Señor del Tridente, y Lyanna a Robert Baratheon, Señor de Bastión de Tormentas. Eddard no está comprometido, aunque en el torneo conoce a una hermosa joven, Ashara Dayne.

Finalmente, también participa en el torneo Rhaegar Targaryen, hijo primogénito de Aerys y heredero del Trono de Hierro, un príncipe admirado y querido por sus súbditos. Con él está su esposa, Elia de Dorne, con la cual tiene entonces una hija, Rhaenys.

Rhaegar gana el torneo y, a pesar de la presencia de su esposa, corona como reina de la belleza y del amor a Lyanna Stark.

Lo siguiente que sabemos es que en el año 282, Rhaegar Targaryen rapta a Lyanna Stark y desaparece con ella. Desconocemos si se trató realmente de un rapto tal como mantienen los Stark o si Lyanna se fue con él voluntariamente. En todo caso, la noticia llega a Brandon Stark mientras se dirige a Aguasdulces a casarse con Catelyn Tully. Impulsivamente, cambia de rumbo hacia Desembarco del Rey, donde exige ver a Rhaegar, que no está presente.

Aerys reacciona duramente a los acontecimientos: encarcela a Brandon Stark y a sus acompañantes, exige la presencia de sus padres en Desembarco del Rey y conmina a Lord Jon Arryn a que entregue a sus antiguos pupilos Robert Baratheon y Eddard Stark, presentes en ese momento en el Nido de Águilas.

Rickard Stark comparece en Desembarco del Rey, donde es acusado de traición. Pide un juicio por combate y Aerys elige el fuego como campeón: Rickard Stark es asado por los piromantes dentro de su propia armadura, en presencia de su hijo Brandon, que, con una soga al cuello, se estrangula en el intento de ayudar a su padre.

Jon Arryn por su parte se niega a entregar a Eddard Stark y a Robert Baratheon, y alza las fuerzas del Valle de Arryn contra Aerys, iniciando oficialmente la rebelión. Consigue el apoyo de las fuerzas del Tridente casándose en Aguasdulces con Lysa, hija de Hoster Tully. En la misma ceremonia, Eddard Stark se casa con la prometida de su hermano, Catelyn Tully.

Las grandes Casas de Poniente se van por tanto a enfrentar: por un lado, las Casas Arryn, Stark, Baratheon y Tully, alzadas contra el Trono Hierro; en el campo contrario, Aerys tiene por su parte sus propias fuerzas y el apoyo de Mace Tyrell, quien aporta el poder de Altojardín. Tywin Lannister permanece indeciso en Roca Casterly, mientras que los Martell se mantienen a la expectativa en Dorne.

Se inicia así una guerra que va a extenderse por Poniente durante un año, y cuya cronología podemos reconstruir aproximadamente.

El primer movimiento del que tenemos constancia es el intento de los Lores Grandison, Cafferen y Fell, fieles a Aerys II, de agrupar sus tropas en Refugio Estival. Robert Baratheon, avisado en Bastión de Tormentas por un informador, los derrota uno a uno en el mismo día. Además, en una muestra de su capacidad de liderazgo, consigue posteriormente que pasen a apoyarle, luchando en su bando.

Tras ello, Robert Baratheon se dirige hacia el oeste, enfrentándose en Vado Ceniza con las fuerzas de Altojardín. Aquí es derrotado por Mace Tyrell, si bien la batalla ya estaba ganada por Randyll Tarly cuando este último llegó.

Tras esta batalla Mace Tyrell se dirige presumiblemente a asediar Bastión de Tormentas, que ha quedado al mando de Stannis Baratheon, hermano de Robert. Durante un año las tropas de Mace Tyrell en tierra y la armada de Paxter Redwyne por mar van a mantener un asedio extraordinariamente duro para Stannis y sus hombres, al que sólo conseguirán sobrevivir gracias a la llegada del contrabandista Davos Seaworth con un cargamento de cebollas y pescado.

Robert Baratheon por su parte se dirige hacia el norte, cruzando el Dominio. En un momento dado, herido, se refugia en Sept de Piedra. Ahí lo acorrala el ejército de Aerys, dirigido por Lord Jon Connington, Mano del Rey, que lo busca casa por casa. Sin embargo, no consigue capturarlo ya que llegan a tiempo las tropas de Eddard Stark y de Hoster Tully, que derrotan al ejército de Aerys en la llamada batalla de las Campanas.

La derrota supone un duro revés para Aerys, quien se da cuenta que la rebelión pone realmente en peligro su reinado y que va a tomar medidas cada vez más desesperadas. Por un lado, envía al exilio a Jon Connington y ordena a los Guardias Reales Barristan Selmy y Jon Darry que reagrupen lo que queda de su ejército en Sept de Piedra. Por otro lado, envía al también Guardia Real Lewyn Martell a ponerse al mando de 10.000 soldados dornienses que le envía Doran Martell. Pero, pensando en una posible derrota, se asocia cada vez más con los piromantes y llena en secreto Desembarco del Rey de recipientes con fuego valyrio, dispuesto a quemar la ciudad antes que rendirse.

En ese momento, el príncipe Rhaegar regresa a Desembarco del Rey. Ante la situación, convence a su padre para que pida ayuda a Tywin Lannister, aunque éste no contesta. Rhaegar reúne al ejército y se dirige hacia el norte, al encuentro de las tropas de los rebeldes. La batalla decisiva va a tener lugar en el Tridente y en ella Robert Baratheon mata al príncipe Rhaegar con su maza, aunque es herido. Tras la muerte del príncipe, el ejército de Rhaegar se rinde. Eddard Stark, también presente en el Tridente, deja atrás a Robert y se dirige a toda prisa a tomar Desembarco del Rey.

Cuando la noticia de la derrota y de la muerte de Rhaegar llega a Desembarco del Rey, Aerys envía a la reina Rhaella, embarazada, y a su hijo Viserys a Rocadragón con Ser Willem Darry, pero se niega a dejar partir a Elia y a sus hijos Rhaenys y Aegon, por miedo a que los Martell se vuelvan contra él. Cada vez más trastornado, sigue llenando la ciudad de fuego valyrio con la ayuda de sus piromantes, de lo cual es testigo el único Guardia Real que queda a su lado, Jaime Lannister.

Mientras tanto, Tywin Lannister, que se había puesto en marcha desde Roca Casterly, llega con sus tropas a las puertas de Desembarco del Rey. El Gran Maestre Pycelle convence a Aerys de que viene en su ayuda, y el rey le abre las puertas de la ciudad. Pero Tywin entra como enemigo, y sus tropas toman la ciudad en lo que se conocerá como el saqueo de Desembarco del Rey. Durante el saqueo son asesinados Elia de Dorne y sus hijos, por orden de Tywin.

Cuando Aerys ve que la derrota es inevitable, ordena a su Mano Lord Rossart que prenda el fuego valyrio diseminado por la ciudad. Jaime Lannister lo evita matando primero a Rossart y luego al propio Aerys, al pie del Trono de Hierro. Lo acaba de matar cuando entran hombres de Tywin Lannister en la Sala del Trono y, poco después, Eddard Stark, que acaba de llegar a Desembarco del Rey, demasiado tarde para evitar la matanza del saqueo.

Poco después Robert Baratheon llega finalmente a Desembarco del Rey, convirtiéndose en Señor de los Siete Reinos. Perdona a Jaime Lannister el regicidio y acepta los cadáveres de Rhaenys y Aegon Targaryen que le presenta Tywin Lannister como prueba de su adhesión. Discute por ello con Eddard Stark, que se marcha inmediatamente de la ciudad dirigiéndose a Bastión de Tormentas, donde levanta el asedio de Lord Tyrell sin derramamiento de sangre.

El último lugar de Poniente donde queda algún Targaryen es Rocadragón. Allí, durante una espantosa tormenta, muere la reina Rhaella dando a la luz a Daenerys Targaryen. Poco después, Willem Darry parte de la isla hacia el exilio a las Ciudades Libres llevándose con él a Viserys y Daenerys, los últimos Targaryen. Rocadragón es finalmente conquistada por Stannis Baratheon.

Con esto termina la rebelión y el ascenso al Trono de Hierro de Robert Baratheon. Pero vamos a completar la historia con lo que ocurre a algunos de los personajes.

Tras levantar el asedio de Bastión de Tormenta, Eddard Stark se dirige con seis compañeros (Lord Dustin, Howland Reed, Ser Mark Ryswell, Martyn Cassel, Theo Wull y Ethan Glover) a la torre que Rhaegar Targaryen llamaba la Torre de la Alegría, al pie de las montañas de Dorne. Ahí se enfrentan a los caballeros de la Guardia Real Ser Gerold Hightower, Ser Arthur Dayne y Ser Oswell Whent, muriendo todos salvo Eddard Stark y Howland Reed. En el interior de la torre encuentra a su hermana Lyanna, agonizante en un lecho de sangre y rosas, a quien hace una promesa antes de que muera.

Tras ello, se dirige a Campoestrella, donde entrega a Ashara Dayne la espada de su hermano Arthur Dayne, Albor. No sabemos si en ese momento o después, Ashara se tira al mar desde una de las torres del castillo.

Eddard Stark regresa finalmente al norte, donde pronto llegan su esposa y su hijo recién nacido, Robb. Él también ha llevado un niño, Jon Nieve, al que presenta como su bastardo.

Anuncios

Read Full Post »